THD

Four-Colorful-Banners-Vector-Graphic

Método THD

¿Qué es?
 

El método THD es la respuesta más eficaz a los problemas relacionados con la patología hemorroidaria.

Quienes padecen - o han padecido - de hemorroides conocen muy bien las grandes molestias y dificultades creadas por dicha enfermedad: sangramiento, prolapso de la mucosa y dolor a raíz del tratamiento quirúrgico con métodos tradicionales.

El método THD resuelve eficazmente todos estos problemas: reduce el hiperaflujo arterial a las hemorroides y corrige el posible prolapso, reposicionando la mucosa en su sede natural. La operación se lleva a cabo en una zona sin terminaciones nerviosas, con lo cual se reduce casi totalmente el problema principal de los métodos quirúrgicos tradicionales, EL DOLOR.

Además, la operación con el método THD es minimamente invasiva, porque no implica la extirpación de tejidos, y es absolutamente segura.

THD es un método de vanguardia para abordar el tema de las hemorroides, porque revoluciona el concepto en que estriba el tratamiento quirúrgico de la patología hemorroidaria, garantizando la máxima eficacia del resultado y reduciendo al mínimo los niveles de invasividad, dolor y estrés para el paciente.

¿Cómo?

El método THD lo aplica el cirujano proctólogo utilizando instrumentos y aparatos especiales que le permiten identificar con absoluta precisión y seguridad las zonas en las cuales intervenir.

¿Dónde?

La sencillez de la ejecución y la calidad de los resultados obtenidos con el método THD han despertado gran interés en la comunidad científica y la técnica se está difundiendo rápidamente.

Actualmente hay numerosos centros médicos y hospitales en los que se utiliza este nuevo método. En esta página web puede encontrarse información exhaustiva sobre el método; para hallar respuesta a todo tipo de inquietud es suficiente visitar esta página (enlace con la página sobre las FAQ).

¿Cuándo?

El método THD se presta para solucionar tanto los casos más sencillos como los que crean mayores molestias a quienes padecen de hemorroides. Sin embargo, le corresponde al proctólogo evaluar si existen o no las indicaciones para aplicarlo.

Antes y Despúes
  • Antes. Después de la detenida visita del proctólogo, habiéndose comprobado la necesidad de la intervención, con el método THD el paciente puede hacer frente con absoluta tranquilidad tanto a la preparación como a la fase post-operatoria. De hecho, el método THD permite efectuar la operación quirúrgica en anestesia local, con lo cual la misma se simplifica sensiblemente y se reduce drásticamente el tiempo de hospitalización.

 

    • Después. En la fase post-operatoria el paciente (no siente absolutamente dolor), sino simplemente una sensación de pesadez y molestia que, sin embargo, va disminuyendo gradualmente día tras día y que puede mantenerse bajo control con analgésicos comunes. En todo caso, con el uso del método THD pocas horas después de la operación es ya posible dar de alta al paciente, el cual podrá reanudar su actividad normal en (las 24-48 siguientes) pocos dìas despuès. No existen complicaciones graves: puede verificarse un leve sangramiento, que durará sólo pocas horas, o bien urgencia defecatoria inmediatamente después de la operación, situación que tiene también carácter transitorio, estando relacionada con la resolución del prolasso. El tratamiento de la patología hemorroidaria con el método THD puede considerarse resolutivo en la mayoría de los casos: de hecho, los casos de recidivas o recaídas son sumamente raros.