- Verrugas anales-condilomas

E-mail Imprimir PDF

Las verrugas anales pueden afectar genitales, la piel alrededor del ano y ocasionalmente el conducto anal. Este padecimiento inicia como pequeñas manchas  o verrugas que inicialmente pueden ser muy pequeñas y no dar mayores síntomas, al crecer pueden ocasionar comezón, irritación y sangrado a la limpieza.

La causa de estas lesiones (verrugas anales-condiloma) es el virus del papiloma humano (VPH), que es una enfermedad de transmisión sexual, aunque no siempre es necesario haber tenido sexo anal para desarrollar la enfermedad.

Siempre es necesario removerlas ya que de no hacerlo crecen y se multiplican, y con el tiempo se puede desarrollar cáncer en el área afectada.

Hay diferentes alternativas de tratamiento de verrugas anales o condiloma, principalmente cuando las lesiones se encuentran en la piel perianal, generalmente medicamentos tópicos, también pueden ser destruidas mediante agentes químicos, físicos, con calor o frío. Cuando se encuentran en el conducto anal en la mayoría de los casos se requiere una operación.

Después del tratamiento el paciente necesita estar en vigilancia por varios meses ya que la recurrencia es común y varia dependiendo del virus, del paciente y del tratamiento utilizado.