Estreñimiento

E-mail Imprimir PDF

El estreñimiento es un síntoma que tiene diferentes significados para diferentes individuos, mas frecuentemente se refiere a la falta de evacuación en varios días, pero también se refiere a la disminución en la cantidad o en el volumen de las evacuaciones.

No hay una frecuencia normal, cada persona es diferente puede ser que usted evacue 1 vez al día ó 3  o cada tercer día y es normal. Independientemente de lo anterior Las características principales que  debe tener la evacuación es que debe ser blanda formada y sin esfuerzo.

En general la causa más frecuente de estreñimiento es la falta de agua y de fibra en la dieta, lo recomendable es ingerir 2 litros de agua  y de 25 a 30 gramos de fibra al día, pero la dieta del mexicano en promedio solo incluye de 10 a 15 gr en el mejor de los casos.

Breves periodos de estreñimiento son normales, pero  si el problema persiste después de varias semanas o de corregir la dieta se debe buscar atención para descartar causas orgánicas del problema.

Hay factores que pueden agravar el problema, tales como viajes, embarazo, uso de algunos medicamentos, o en ocasiones puede ser el primer síntoma de enfermedades como la diabetes ó el hipotiroidismo.

Lo más importante en estos casos en obtener un diagnóstico de la causa del estreñimiento que podemos dividir en tres grandes grupos:

  • Pacientes con inercia colónica (intestino perezoso, donde no hay una motilidad normal).
  • Pacientes con alteraciones estructurales (enfemedad diverticular, tumores, pólipos, estrechamientos del intestino).
  • Pacientes con trastornos obstructivos del piso pélvico.

 
Para determinar el tipo de estreñimiento que tienes se requiere de  un protocolo de estudio y dependiendo de la causa, el tratamiento será específico. Se requiere un interrogatorio muy preciso sobre la dieta, hábitos de la defecación y las características de la materia fecal del paciente. De acuerdo al interrogatorio se eligen los estudios que sean necesarios.

Estos estudios pueden ser desde exámenes generales de sangre y materia fecal, hasta estudios especiales como determinación de hormonas, radiografías especiales, estudios endoscópicos (anoscopía, rectosigmoidoscopía, colonoscopía), entres otros. Su médico le indicará cuales debe realizarse. Si desea saber en qué consisten ésos estudios.
 

La automedicación en este problema es algo muy común por lo que debes evitar el uso crónico e indiscriminado de laxantes, ya que algunos de ellos pueden dañar el intestino de forma irreversible.